Desafiando las Probabilidades
Publicado el 26 mayo 2015, por Pedro López
blog8

Cómo Greg Roskopf , un especialista de Englewood en la función muscular, está ayudando a Amy Van Dyken - Rouen volver sobre sus pies - literalmente.

By Nicki Jhabvala / Traducido por Pedro López

 "Fue una visita amistosa que se convirtió en algo. Y luego se convirtió en algo mucho mayor ".

Así es como Amy Van Dyken-Rouen recuerda el inicio de un proceso de cambio de vida al Hospital Craig a finales del pasado junio, con la familia y amigos fluía dentro y fuera de su habitación, tratando de alegrar su día después de un accidente de coche con su todo terreno  principios de ese mes que la dejó paralizada desde la cintura para abajo.

Al igual que los otros que la visitaban, Greg Roskopf creía que su deseo de ayudar se limitaría a ofrecer palabras de aliento para su amiga, que se enfrenta a una lucha larga y difícil.

Pero, en su visita de vuelta dos semanas después, todo cambió.

Una resonancia magnética tomada después de su llegada a Craig reveló que la médula espinal de Van Dyken-Rouen no había sido completamente cortada, como se temía en un principio. Todavía había una conexión parcial, lo que significaba que tal vez, sólo tal vez, ella sería capaz de mover sus piernas de nuevo y tal vez incluso caminar de nuevo.

"Déjame intentar trabajar contigo," Roskopf, un especialista en la función muscular, dijo a Van Dyken-Rouen. "Sé que no se puede mover, pero quiero que solo pienses en levantar la pierna para arriba sobre mi mano. Imagínatelo que en tu cabeza. "

getImageBlog9Roskopf espera que visualizar una contracción la ayudaría a mover sus músculos.

 Con una amiga cercana observándolos, Van Dyken-Rouen hizo lo que le dijo. No podía verlo y desde luego no podía sentirlo, pero imaginando la contratación de su pierna, sus músculos respondieron. Su amiga vio la contracción de inmediato y tuvo que salir de la habitación fue algo muy emotivo.

"Eran contracciones muy ligeras," Roskopf recordaba. "Pero yo estaba como, 'Guau, ella en realidad me está resistiendo aquí. Tenemos un gran potencial ahora. '"

***

Inicialmente, los médicos le dijeron a Van Dyken-Rouen que no podría volver a caminar. Nunca sería capaz de pasar mover de la cintura para abajo. Nunca sería capaz de reanudar las actividades cotidianas de su vida anterior, la que antes del accidente fue seis veces campeona olímpica de natación estaba en el borde de la muerte.

getImageBlog10

Pero cuando esa resonancia magnética reveló que su médula espinal era todavía parcialmente intacta, ella y su esposo, el ex-pateador de los Broncos Tom Rouen, se volvió hacia Roskopf, un viejo amigo y fundador de Técnicas de Activación Muscular.

Él era el único hombre, que creían, que más podría ayudarla después del diagnóstico sombrío inicial.

 Después de todo, él la ayudó a volver a estar en forma una vez hacía mucho.

 Después de los Juegos Olímpicos de 1996 en Atlanta, donde Van Dyken-Rouen logró el oro cuatro veces, la nativa de Colorado se sometió a varias cirugías para reparar un hombro lesionado. El dolor no se desvanecería, pero sus esperanzas de ganar el oro de nuevo si lo hicieron lentamente. En 1999, comenzó a trabajar con Roskopf ella, ayudándola a recuperar la fuerza y ​​la movilidad para que pudiera ir a los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

 "Me dijeron que después de mi primera cirugía probablemente nunca iba a nadar de nuevo", dijo. "Pensé que estaba todo hecho. Trabajó en mí, creo que fue probablemente ni siquiera por media hora, y me puse mi brazo por encima de mi cabeza. Y yo no tengo ningún dolor ".

En los Juegos de Sydney, Van Dyken-Rouen ganó dos medallas de oro más.

 "Sin él," dijo, "no existía manera de haber vuelto a mis segundos Juegos Olímpicos."

 Catorce años más tarde, Roskopf estaba de vuelta a su lado para una tarea muy diferente, mucho más grande.

 Por cerca de dos meses después de la innovadora visita de julio pasado, Roskopf trabajó con Van Dyken-Rouen cada dos semanas en Craig. Cuando ella se mudó a Arizona en septiembre pasado, Roskopf comenzó a volar a Phoenix cada mes para trabajar con ella y sus médicos en la Unidad del Dolor, donde recibe inyecciones Regenexx en la espalda. Su esperanza es que las inyecciones de células madre y las plaquetas sanguíneas, en combinación con la terapia física y el trabajo de activación muscular de Roskopf, continuarán ayudándola a ampliar su rango de movimiento, mejorar su estabilidad y traerla de vuelta sobre sus pies - literalmente.

 Su filosofía, conocida como MAT (Técnicas de Activación Muscular), ha ayudado a la gente que simplemente luchan por mantenerse en pie sin dolor, o que por años se han tratado lesiones persistentes y molestas.

 Él fue una vez uno de ellos.

Cuando tenía 19 años y estaba trabajando en un trabajo de verano en una cantera de roca fuera de su ciudad natal de Buffalo, Roskopf cayó accidentalmente 20 pies y se fracturó una vértebra. Su carrera en el fútbol universitario en la Universidad William Penn terminó bruscamente y años de lesiones persistentes comenzaron inmediatamente.

Los problemas de rodilla. Problemas de cadera. La fascitis plantar. Uno tras otro, sin ninguna explicación de cómo aparecieron o por qué no desaparecerían. Cuanto más se estiraba, más le dolía. Y cuanto más se ejercitaba, más débil se hacía.

 "Di un paso atrás y le pregunté, bueno, ¿por qué estoy tan fuerte?", Dijo Roskopf, de 52 años, quien tiene una maestría en educación física con énfasis en ciencias del ejercicio de Fresno State, donde comenzó su carrera como especialista en fuerza y preparador físico, en 1985.

 "Pensé en esta idea cuando se camina sobre hielo – uno se tensa como un mecanismo de protección. Lo que me encendió la bombilla de que entonces esta tensión es quizás un síntoma, al igual que mi dolor es un síntoma. Y que el aumento de la tensión es debido a un problema de inestabilidad ".

La teoría de Roskopf: Corrige la forma en que el cerebro "habla" a los músculos. Si la señal no se puede enviar, los músculos no pueden contraerse.

 Por casi 25 años, Roskopf ha estado poniendo su teoría con el trabajo, con una amplia aceptación. Abrió su primera M.A.T. instalación en Englewood hace 15 años, después de trabajar a tiempo completo para los Broncos durante tres años. (Ahora trabaja a tiempo parcial para los Broncos y los Nuggets.)

Mientras que él es un firme creyente de que "no hay una respuesta para todo" , él ha encontrado una manera de “integrar” sus prácticas con las de otros especialistas, incluyendo entrenadores, entrenadores de fuerza y ​​acondicionamiento, médicos y quiroprácticos incluso personales y especialistas de masaje.

El no trata el dolor. Él no compite con los fisioterapeutas y médicos. Trabaja con ellos, y a menudo enseña sus prácticas a los mismos; durante los últimos 13 años, ha formado a unos 2.000 especialistas a través de su programa de certificación de MAT, incluyendo al preparador físico Steve Hess de los Nuggets.

"Lo único que hago es mejorar la función muscular", dijo Roskopf. "Al mejorar la capacidad de los músculos para contraerse, esto fortalece los músculos y reduce el riesgo de lesiones y ayuda a acelerar el proceso de rehabilitación."

Para Van Dyken-Rouen, eso significaba encontrar la manera de llegar a su cerebro para hablar con sus músculos de nuevo.

Los últimos 11 meses no han sido una "patada inicial" para esta atleta de elite al igual que sucede con los clientes profesionales conocidos de ROSKOPF.

 Este es un rehacer de nuevo por completo.

***

Cada sesión de una hora que Roskopf pasa con Van Dyken-Rouen es meticuloso y agotador - para ambos.

 Él comienza con los músculos flexores de la cadera, probándolos primero para ver lo que no pueden hacer, qué cantidad de fuerza no pueden resistir.

Luego el realizará una técnica de palpación en cada inserción del músculo para encender la comunicación. Luego se va a evaluarlos de nuevo. ¿Qué es o que no pueden hacer esos músculos? ¿Qué cantidad de fuerza que no pueden resistir?

getImageBlog11

Otra vuelta y repita. Una y otra vez y otra vez, con el objetivo de fortalecer los músculos con cada repetición. Luego se mueve al próximo músculo, estresándolo, evaluándolo, estresándolo de nuevo, y comprobándolo de nuevo una y otra y otra vez hasta que se contrae correctamente. El laborioso proceso lo lleva desde su ombligo hasta llegar a los dedos del pie.

 "Estoy completamente agotada cuando hemos terminado", dijo Van Dyken-Rouen. "Para mí, si puedo mover un dedo del pie, es la mayor recompensa obtenida jamás."

Cada músculo está siendo re-entrenado para contraerse. Al mismo tiempo, Van Dyken-Rouen está tratando de dominar el uso de sus músculos juntos en una sinfonía perfectamente sincronizada de movimientos que la mayoría de las personas nunca piensan. Para un parapléjico, requiere concentración extraordinaria.

 "Estamos haciendo cosas que nunca no se han probado con parapléjicos, para estimular los músculos y conseguir que se encienda la comunicación entre el cerebro y los músculos", dijo Roskopf. "Se basa en la filosofía de M.A.T., pero diferente de lo que yo haría día a día con un cliente. "

 En menos de un año, Van Dyken-Rouen ha pasado de cero movimiento desde la cintura para abajo a estar de pie y caminar con un exoesqueleto, y a montar en una bicicleta reclinada. Ella ha recuperado reflejos en las rodillas y los tobillos. Ella incluso ha aprendido a valerse por sus propios medios.

 "La primera vez que me vio, no había absolutamente ningún movimiento que podría hacer yo misma. Ninguno. Ahora, si me pide enfatizar un músculo, realmente puedo hacerlo ", dijo Van Dyken-Rouen. "No es el alcance total de lo que haría. Pero yo puedo hacerlo.

 "Sin Greg, nada de esto habría sucedido."

getImageBlog12El trabajo Roskopf hace con Van Dyken-Rouen es un poco diferente de lo que ha hecho con muchos atletas profesionales, tales como los Broncos Peyton Manning y DeMarcus Ware, de los Arizona Cardinals Carson Palmer y otros.

 "Nuestro objetivo es conseguir que los músculos fuertes y estables", dijo Hess, quien integra la MAT diariamente con el acondicionamiento de fuerza de los Nuggets.

"Queremos que estos músculos estén tan fuerte que nada los pueda apaga."

 Y se aparta de la pauta habitual que se utiliza durante el  aprendizaje del paciente de mediana edad para enseñarlo a salir de una silla sin tener que luchar, o el corredor aficionado tratando de superar el dolor de rodilla. Sin embargo, la metodología es la misma. Y el progreso de Van Dyken-Rouen ha sido una fuente de motivación y esperanza - tanto para ella misma como para otros parapléjicos.

 "Cuando te das cuenta de que está paralizado desde el ombligo hacia abajo, piensas en todo lo que está por debajo de tu ombligo y no funciona - esa ha sido la parte más difícil", dijo. "Pero trabajar con Greg ha sido como dejarme ver que definitivamente hay una olla de oro al final del arco iris.

 "Para mí, él hace milagros trabajando."

Ver Links:            

Videos Youtube: Vídeo 1   Vídeo 2

Artículo Original del Denver Post - Visitar

Traducido por Pedro López, Especialista MAT

 www.activapro.es